jueves, 1 de noviembre de 2007

COMENTARIO OBRA HONORIO SICCARDI

HONORIO SICCARDI (1897-1963)

Compositor argentino, formado musicalmente bajo la guía de Pablo Beruti, Felipe Boero, Gilardo Gilardi y Ernesto Drangosch en la Argentina, y con Gian Francesco Malipiero en Italia.

A partir de 1931 integró el Grupo Renovación, agrupación de músicos con el objetivo de difundir sus obras, y de hacer conocer las últimas producciones europeas en Buenos Aires.
El grupo contó entre sus integrantes principales, a Luis Gianneo, Gilardo Gilardi, los hermanos Castro, Juan Carlos Paz y Jacobo Ficher.

La producción musical de Siccardi, abarcó todos los géneros: música de cámara vocal e instrumental, sinfónico, sinfónico-coral, ballet y ópera, superando las 250 obras. La ausencia de partituras impresas y registradas fonográficamente, como así también la escasa difusión de su obra, dificultan el análisis y el juicio sobre su producción artística. No obstante, hemos podido identificar algunas características de su música, que pasamos a comentar.
De sus primeras obras, podemos destacar la importancia de su Cuarteto para arcos no.1, que se caracteriza por su osadía armónica, no exenta de lirismo. Este género ocupó un lugar preponderante en su obra, ya que escribió siete cuartetos para cuerda, cantidad sólo alcanzada n la Argentina por su colega Arturo Luzzatti. El análisis cronológico de estas obras, permite conocer sus diferentes etapas evolutivas como creador. El último de los cuartetos, del año 1955, ofrece un asombroso juego de sonoridades.
Entre su producción para voces y orquesta, se destacan las obras Las nueve musas, y Sogno verace, original propuesta en donde el coro recita un texto rítmico en jitanjáfora.
La música orquestal se haya representada por varias obras de diverso carácter, entre las que encontramos la Segunda Suite Argentina y la Sinfonía. La suite, cuyo orgánico instrumental incluye seis guitarras utilizadas como color especial, contiene muchos aciertos y novedades que no se habían dado hasta el momento en la música orquestal argentina.
En cuanto a la Sinfonía, podemos decir que es la obra que utiliza la mayor cantidad y variedad de instrumentos de todo el repertorio argentino conocido. Incluye la familia completa de saxos, diversas flautas, nutrida percusión, fagot soprano, oboe barítono y viola da gamba. Uno de sus movimientos incluye el tema popular tradicional denominado Décima de Pavón.
Los conciertos con instrumento solista de Siccardi, son cinco: para piano, para violín, para guitarra, para bandoneón y para dos pianos. El concierto para bandoneón es probablemente el primer concierto en la historia escrito para ese instrumento.
En el género del ballet, Siccardi realizó dos aportes también destacados por su originalidad: el ballet de cámara Títeres, para vientos y percusión, y el ballet Buenos Aires, obra que incluye un juego de luces anotado en la partitura, hecho inédito hasta aquel año - 1936 - en la música argentina.
En cuanto a su producción operística, ésta incluye dos obras en un acto: Flechas y Arcabuces, de 1940, sobre un episodio histórico uruguayo, y Mador, obra de 1957. En la primera de ellas, se plantea un episodio americano con recursos musicales de gran complejidad, y en la segunda, el autor experimenta con novedosas y diferentes maneras de emisión vocal y utilización de los timbres instrumentales. El argumento de Mador - también del músico - , ubicado en el seno del antiguo Imperio Romano, se centra en las influencias que producían en el espíritu de los antiguos, las enseñanzas de Jesús.
A toda esta serie de producciones musicales de gran originalidad, se agregan cantidad de piezas breves, canciones, obras corales, sonatas y diversa música de cámara.
Siccardi además es recordado como pedagogo, y especialmente por efectuar su Gira Inter-Americana para la Difusión de la Música Argentina. Proyecto trascendente, no sólo por su concepción, sino por su amplitud espiritual, pues la música difundida por Siccardi incluía todas las estéticas y estilos que encontramos en la música argentina. Dirigiendo grandes coros y orquestas, o al piano solamente, o incluso con grabaciones, las innumerables conferencias que realizó Siccardi difundiendo la cultura argentina, se expandieron desde Jujuy y Paraguay, hasta Tierra del Fuego, alcanzando finalmente los países europeos, en un proyecto que nunca pudo revivirse luego de la desaparición física del maestro.

El Primer Festival Internacional de Música Clásica Latinoamericana "Honorio Siccardi" basado en la ciudad de Dolores, tiene por objetivos, continuar y ampliar ese proyecto Pan-Americano de difusión y multi-culturalismo, utilizando todos los recursos posibles, humanos y técnicos, que ofrece el S.XXI.
La música, como se ha dicho reiteradas veces, puede salvar al mundo del colapso espiritual del ser humano. Todo depende de cómo sea encauzada, orientada y presentada. Y en esto, la labor realizada especialmente por Siccardi y otros músicos argentinos de aquella época, nos sirve de modelo, antecesor y ejemplo. La continuidad de las tradiciones culturales locales se impone como una necesidad de identidad para alcanzar la universalidad del alma.

"Se ha dicho que somos un pueblo de artistas. Demostremos que lo somos"
Ricardo Rojas


Buenos Aires, Octubre de 2007
Lucio J- BRUNO-VIDELA

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal